Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



lunes, 6 de julio de 2015

Cómo Pedro

Cómo Pedro

por Enrique Monterroza

¿Cuántas veces hemos hecho lo que prometimos no hacer?, ¿Cuántas veces las presiones de la vida nos han hecho perder la confianza en que Dios hará algo?, ¿Cuántas veces hemos negado nuestras convicciones con palabras o hechos porque nos hemos sentidos amenazados?
La historia de Pedro es muy similar a la que muchos de nosotros vivimos en algún momento de nuestra vida cristiana. Por algún tiempo hemos andado con el Señor, hemos visto sus obras, hemos sido testigos de su poder y nosotros mismos somos testimonio de su misericordia y capacidad de cambiar la vida del ser humano, pero por alguna razón en los momentos más difíciles de la vida, a veces cedemos a la presión y terminamos negando a Dios ya sea con hechos, frases o pensamientos.
Jesús estaba reunido con todos sus discípulos, aquellos hombres que Él mismo había escogido, llamado y enseñado durante unos cuantos años, esos hombres habían sido testigos de un poder que no podía ser humano, que solo podía provenir de lo sobrenatural, esos hombres habían visto sanidades y milagros, habían escuchado palabras y reflexiones del mismo Cristo, a ellos nadie podía tratar de engañarlos sobre que Jesús no era el hijo de Dios, porque ellos mismos habían visto y presenciado que lo era.
Y es que a veces a pesar de que hemos sido testigos de su poder, tendemos a dejarnos vencer, cuando el panorama se pone totalmente en contra de nosotros.
Jesús luego de la última cena tuvo una conversación con sus amados amigos:
“Después cantaron un himno y se fueron al Monte de los Olivos, y cuando llegaron, Jesús dijo a sus discípulos: —Todos ustedes van a perder su confianza en mí. Porque la Biblia dice: “Mataré a mi mejor amigo, y así mi pueblo se dispersará.”»Pero después de que Dios me devuelva la vida, iré a Galilea antes que ustedes. Entonces Pedro le dijo: —Aunque todos te abandonen, yo no te abandonaré. Jesús le respondió: —Pedro, no estés muy seguro de eso; antes de que el gallo cante dos veces, tú habrás dicho tres veces que no me conoces. Pero Pedro insistió: —Aunque tenga que morir, nunca diré que no te conozco. Los demás discípulos decían lo mismo”.
Marcos 14:26-31 (Traducción en lenguaje actual)
Para nosotros que ya conocemos toda la historia nos es fácil juzgar a Pedro y los demás discípulos, pero la realidad es que en ese momento ellos estaban expresando lo que en ese momento sentían, basados en todo lo que habían experimentado con Jesús y de cómo Jesús los había tratado, ellos expresaban que nada ni nadie los iba a separar de Él.
Este episodio es similar a lo que nosotros sentimos después de uno de esos encuentros especiales con Dios que tenemos en nuestro lugar preferido. Es como que saliéramos de orar de un lugar sintiendo una fortaleza tremenda y expresando que nada nos alejara de Dios.
Y es que todos en los momentos en donde la vida nos sonríe y todas las aguas están en su cauce, se nos hace difícil pensar que podríamos olvidarnos de Dios, negarlo o abandonarlo. Ninguno de nosotros pensaría en hacerlo mientras todo este bien. Pero, ¿Qué tal si las cosas no salen bien y cedemos a la presión de la circunstancia difícil?
Jesús es apresado y llevado a un juicio nocturno que por cierto era prohibido, pero aun así sus enemigos estaban consiguiendo lo que querían, esto era: deshacerse de él.
Pedro seguía a Jesús, la gente lo reconocía porque lo habían visto con Jesús y porque su hablado erasimilar al de Él, tanto tiempo con Jesús había provocado que Pedro tomara ejemplo y tratara de ser como Él, sin embargo lejos de reconocer que era un seguidor de Cristo lo negaba, y es obvio que su miedo a sufrir lo mismo que Jesús lo llevaba a tomar esa decisión, personalmente pienso que a Jesús no le molesto que Pedro lo negara, porque Jesús mismo se lo había adelantado que pasaría. Yo creo que Jesús comprendía a Pedro y la presión a la que estaba expuesto, no me imagino a un Jesús desechando a Pedro por haberlo negado, al contrario, veo a un Jesús buscando a aquellos que lo negaron.
Pedro al negar a Jesús por tercera vez y escuchar que el gallo cantara por segunda vez, se acordó de las palabras de Jesús:
“En ese momento, el gallo cantó por segunda vez, y Pedro se acordó de lo que Jesús le había dicho: «Antes de que el gallo cante dos veces, tú habrás dicho tres veces que no me conoces.» Y Pedro se puso a llorar con mucha tristeza”.
Marcos 14:72 (Traducción en lenguaje actual)
La Biblia dice: “Y Pedro se puso a llorar con mucha tristeza”. ¿Te ha pasado alguna vez?, a mi sí.
¿Te ha pasado que a veces te das cuenta que estás haciendo cosas totalmente diferente a lo que tendrías que hacer o dijiste hacer, llegando a la conclusión de que Dios no se merece que le hagas eso?
A veces las presiones de la vida son tan fuertes que nos hacen negar lo que hasta hace poco habíamos creído. ¿Cuántas veces hemos dudado de Dios y de pronto recibimos lo que dudábamos que recibiríamos?, ¿Cuántas veces hemos pensado que Dios ya no responderá y de pronto recibimos una mejor respuesta de lo que creímos?
A veces somos injustos con Dios, a veces lo presionamos para que cumpla con las cosas que nos ha prometido, pero no hacemos nada por cumplir lo que nosotros le prometemos.
¿Por qué lloraba Pedro?, ¿Por qué lloraba con tristeza?, quizá solo los que hemos estado parados en su lugar sabemos porque lloraba. Yo Enrique Monterroza, creo que lloraba porque se sintió mal consigo mismo, porque pensó: ¿Cómo puedo hacerle esto?, porque se dio cuenta que no era tan bueno como creyó que era, porque se dio cuenta que sus promesas solo eran palabras que el viento se llevo y que a la hora de ponerlas por practica fracaso.
Pienso que Pedro lloraba tristemente, porque no pudo cumplir con lo que el mismo se había impuesto. Y es que a veces nos exigimos más de lo que realmente podemos dar.
Estoy seguro que a Jesús no le dolió tanto que su discípulo lo negara, como le dolió al propio Pedro. Jesús ya lo sabía, Jesús ya se había preparado para el momento, pero Pedro tenía una idea de fidelidad que llevada a la práctica no lo era y eso seguramente le dolió tanto que no soporto el hecho de llorar de tristeza, de ver su propio estado, de ver hasta donde había caído después de ser testigos de cosas maravillosas.
Si a ti te ha pasado, sé que comprenderás lo que Pedro sentía, él sentía lo que aquel hijo de Dios independientemente del servicio que realice al Señor siente cuando después de haber visto lo maravilloso que Dios ha sido con él, después de ser testigos de su poder, de ser testimonio de su misericordia y gracia, van y caen en lo más bajo, en lo que un día prometieron no caer, en lo que un día dijeron que nunca harían, pero que ahora presionados por las circunstancias de la vida, se encuentra allí, en ese lugar que un día prometieron no visitar.
Yo me he sentido como Pedro en muchas ocasiones, a veces he reflexionado sobre donde estoy y sobre lo que estoy haciendo y a veces digo: “Dios no se merece esto”, he llorado de tristeza, pero no solo eso, Dios siempre ha ido a buscarme y darme una oportunidad más.
Pedro lloro de tristeza y después de la muerte de Jesús volvió a hacer lo que siempre había hecho, esto es: Ser un pescador.
Al resucitar Jesús fue a buscarlo hasta allí, hasta ese lugar donde se encontraba Pedro, estando Jesús a la orilla del mar Pedro junto a otros discípulos salieron a su encuentro y mientras comían, Jesús le pregunto a Pedro tres veces si lo amaba, a lo que la tercera vez Pedro respondió:
“Por tercera vez le dijo: —Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro se puso muy triste de que tres veces le había preguntado si lo quería. Entonces le contestó: —Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Cuida de mis ovejas”.
Juan 21:17 (Traducción en lenguaje actual)
¿Le preguntaba Jesús a Pedro si lo amaba porque tenía duda?, No creo, pienso como dijo Pedro que Jesús lo sabía todo y sabía que realmente lo amaba.
A veces en la vida tendremos momentos en donde cederemos a la presión, pero en esos momentos en donde nos damos cuenta que hemos cedido, podemos hacer dos cosas: Una llorar y rendirnos o dos, llorar y reivindicarnos.
No veo a un Jesús reprochando la actitud de Pedro, al contrario veo a un Jesús restaurador, un Jesús de nuevas oportunidades, pero sobre todo un Jesús que a pesar de nuestras fallas confía en lo que podemos hacer con su ayuda: “Jesús le dijo: —Cuida de mis ovejas”.
Quizá en este momento te encuentres negando de alguna manera a Jesús, quizá tu testimonio está negando a Jesús, quizá tus palabras lo están haciendo, a lo mejor sea tu actitud o tu falta de confianza, no sé de qué manera te encuentre en este momento negando a Jesús, pero la pregunta es: ¿Qué vas a hacer?
¿Te quedaras allí en ese lugar el cual dijiste que nunca pisarías?, ¿Seguirás haciendo lo que prometiste que no harías?, ¿Te acomodaras a lo que un día predicaste que nunca te acomodarías?
Jesús sale a tu búsqueda hoy y quiere restaurar tu vida, Él no viene para juzgarte ni mucho menos reprochar tus acciones, el conoce tu corazón y tú sabes lo mucho que lo amas, quizá has cedido un poco a la presión y ésta te ha hecho hacer cosas que nunca pensaste hacer, pero hoy Jesús te vino a buscar, porque te conoce muy bien y sabe de lo que eres capaz de hacer con su ayuda.
Hoy puedes comenzar de nuevo, hoy Él quiere darte una nueva oportunidad, solo tienes que reconocer que tienes un problema y que necesitas de Él, ¿Por qué no repites esta pequeña oración?:

“Dios mío, te doy gracias porque sé que tu nunca te has olvidado de mi, en esta hora quiero pedirte perdón por mis acciones, por mis actitudes y por mis pensamientos que me llevaron a olvidarme de ti o por lo menos de agradarte a ti. Te pido perdón desde el fondo de mi corazón, tú que lo conoces todo sabes que te amo, que me duele estar en este estado espiritual, tú sabes que mi anhelo es agradarte, es servirte, es devolverte si no todo, pues una parte de todo lo que tú has hecho por mí, hoy te pido que me ayudes, que me restaures, que me levantes nuevamente, que me des la fortaleza que necesito para intentarlo nuevamente, ayúdame, no me sueltes de la mano, quiero caminar contigo, quiero estar contigo, quiero aprender contigo, quiero que hagas conmigo lo que bien te parezca para tú obra, estoy dispuesto a que actúes libremente en mi vida, quiero a partir de hoy renovar mi relación personal contigo y comenzar nuevamente junto a ti. Gracias por tu perdón, gracias por no olvidarte de mí, gracias por buscarme este día y porque tenias preparado esto para mi, gracias Señor, en el Nombre de Jesús, Amén”.

¡Hoy Jesús restaurara tu vida!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 3 de julio de 2015

Aprovechando las Oportunidades

Aprovechando las Oportunidades

por Enrique Monterroza

“Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino”.
Marcos 10: 46-52
Para Bartimeo era otro día mas, ese día en la mañana seguramente se despertó pensado en la hora de ir nuevamente a mendigar, ya tenia su lugar reservado junto al camino, no había nada que cambiaria el rumbo de su vida hasta ese momento, no había ningún probabilidad de que su vida cambiara drásticamente.
Pero en esos momentos en donde vemos todo como una rutina y en donde difícilmente el panorama cambiara, siempre aparece Jesús nazareno.
Bartimeo era ciego, pero tenia un buen oído, y seguramente ya había escuchado de los milagros que Jesús había hecho, el hecho de permanecer junto al camino le había permito enterarse del Poder sobrenatural de Jesús, por esa razón al escuchar a la gran multitud y mas aun al escuchar de que se trataba de Jesús ese del cual había escuchado muchas maravillas entendió que era la OPORTUNIDAD DE SU VIDA, por esa razón inmediatamente comenzó a dar voces y gritar: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”, seguramente algunos de nosotros en su puesto no hubiéramos gritado, sino que hubiéramos pensado: “¿Cómo un hombre como Jesús, se va a detener a escucharme?”, y es quemuchos de nosotros nos sentimos limitados a la hora de clamar al Señor, ¿Será que estamos conformes con nuestro estado desastroso de espiritualidad?, ó ¿Qué realmente no queremos aprovechar las oportunidades que el Señor nos presenta?
Bartimeo daba voces repitiendo lo mismo: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”, la Palabra dice que muchos lo reprendían para que callase, pero EL CLAMABA MUCHO MAS. Que hermoso ejemplo de persistencia, pese a los comentarios quizá hasta denigrantes de los demás, no se detuvo, sino que al contrario, insistió más. Que lindo seria que cada uno de nosotros no desistiera de clamar a Dios y que pese a los comentarios negativos del enemigo, persistiéramos aun mas por conseguir nuestro objetivo.
Su persistencia dio fruto y es que Jesús al escuchar a un corazón sincero y necesitado no puede negarse, mando a llamarlo y le pregunto: “¿Qué quieres que te haga?”, no es que el Señor no supiera que era lo que Bartimeo necesitaba, sino que el desea escuchar de nuestra propia voz, cual es nuestra necesidad.
Ante la interrogante de Jesús, Bartimeo respondió: “el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista”. Lo que para Bartimeo comenzó como un día normal, común y corriente, poco a poco se fue convirtiendo en la OPORTUNIDAD DE SU VIDA, la cual no dejo pasar y por ello recibió su Milagro.
Si Bartimeo no hubiera aprovechado su oportunidad ni siquiera conociéramos de el, jamás se hubiese escrito este episodio bíblico, pues la fe y la persistencia por aprovechar su oportunidad lo hizo galardonador de estar en los cánones de la historia, ¿Cuándo de nosotros pagáramos por estar en los cánones de la historia?, pero eso no tiene un precio material, sino mas bien uno espiritual que se llamaFE.
Este episodio bíblico termina de una forma fenomenal, ninguno de nosotros nos hubiésemos puesto a pensar de que un ciego que estaba junto al camino mendigando terminara versículos mas adelante siguiendo a Jesús por el camino y ya no sentando sobre el camino. “Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino”.
Amado hermano, hay oportunidades en la vida que llegan muy pocas veces, cada uno de nosotros somos responsables si la aprovechamos o la dejamos ir, al igual que Bartimeo Dios quiere darte la oportunidad de conseguir lo que tanto anhelas, pero para ello necesitas la persistencia necesaria para no desmayar en tu objetivo de alcanzar tu tan anhelado sueño, por otra parte se necesita FE para poder creer que lo que un día se te prometió, se te cumplirá.
No se realmente que decisiones estas a punto de tomar, pero Dios me dice en esta hora, que hayOPORTUNIDADES UNICAS y ay de nosotros si las dejamos ir, por otro lado también no olvides de colar tus decisiones a través de la Palabra de Dios para evaluar si es su voluntad o una simple emoción humana.

Hay oportunidades que solo se dan una vez en la vida y esas marcaran nuestra historia, se sabio, teme a Jehová y apártate del mal.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 2 de julio de 2015

Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros

Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros

por Enrique Monterroza

Enrique-Dios-te-protegera
A veces nos preocupamos más de la cuenta, somos tan buenos para pasar preocupados todo el tiempoque olvidamos que quien nos cuida es Dios y que si Él nos cuida no hay nada que temer.
Yo siempre me he preguntado: ¿Qué ganancia obtenemos preocupándonos por algo?, hablo de esos momentos en donde hasta nos enfermamos porque no le encontramos como solucionar el problema que se nos ha presentado. Si la solución a los problemas fuera preocuparnos entonces creo que los resolviéramos pronto, pero la preocupación lo único que hace es terminar de bajarnos los animo provocado por el mal momento que estamos pasando.
Y es que tampoco hablo que todo nos tiene que dar igual o de tratar de ignorar el problema existente, no me refiero a eso, me refiero a la forma en cómo estamos reaccionando frente a los problemas que se nos presentan.
¿Cómo estas reaccionando a los problemas?, ¿Preocupándote al máximo sin tener forma de cómo solucionarlo?, ¿Enfermándote porque sabes que no puedes hacer nada para solucionarlo?, ¿Llorando día y noche?, la solución no se encuentra en las reacciones negativas que tengamos frente al problema, la solución realmente se encuentra en Dios quien es Soberano y capaz de hacer lo inimaginable.
La Biblia dice:
“Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros. Dios te cuidará ahora y siempre por dondequiera que vayas.”
Salmos 121:7-8 Traducción en Lenguaje Actual
Ahora bien, si la Biblia que es la Palabra de Dios me dice que Dios es quien me protegerá y me pondrá a salvo de todo los peligros, ¿Por qué sigo afanado en preocuparme?, ¿Por qué insisto en perder la calma?
Es hora de comenzar a creer y a depender de Dios, es hora de hacer de la presencia de Dios nuestro refugio. No permitamos que la preocupación nos lleve al desierto, al contrario hagamos que el problema lo único que provoque sea que nos acerquemos más a Dios.
Cuando confiamos en Dios no hay nada que temer, porque tu confianza en Dios es la garantía de que al final todo saldrá bien y que Dios hará algo maravilloso, porque Él jamás defrauda la confianza que en Él ponen.
¡Arriba ese ánimo!, ¡Confía en Dios y descansa esperando su respuesta!, que la gente al verte en medio de ese problema se sorprenda al ver la paz que mantienes y que al preguntarte del porque tu tranquilidad tú puedas decirle con toda convicción:

“Yo confío en Dios, porque el prometió protegerme y ponerme a salvo de todos los peligros”


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 30 de junio de 2015

El Pecado es Meditado

El Pecado es Meditado

por Enrique Monterroza

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”
Hebreos 12: 1
Sin lugar a dudas el caer en pecado es meditado, yo no creo en aquellos que dicen: “Cuando menos pensé, caí en el pecado”. No creo esta frase porque me parece que es otro pecado mas llamado mentira, pues que el caer en el pecado la gran mayoría de veces es meditado.
Si, meditado porque tú no vas y pecas sin antes pensarlo. Todo aquel que es un nacido de nuevo no me va dejar mentir que antes de concretar el pecado, lo pensaste, lo analizaste, pensaste en las consecuencias y aun así te dejaste llevar por tus deseos engañosos y concretaste lo que en un principio solo era una tentación.
Cuando pecas nadie te obliga a hacerlo, eres tu mismo quien decide ser fiel a Dios, o caer en la infidelidad dándole rienda sueltas a tus deseos carnales.
Si, porque el pecado es eso, es la satisfacción de los deseos carnales que no tiene que ver en nada con el hecho de querer agradar a Dios que es lo que tendría que ser nuestro propósito de vida.
Posiblemente tu eres una de esas personas que sabes muy bien cuando estas mas vulnerable a caer en el pecado. Quizá es cuando te sientes defraudado por algo o alguien, quizá es cuando tuviste una pelea con cierta persona y esto te llevo a ser mas vulnerable a la tentación a tal punto que decidiste caer en ella. Digo decidiste porque eres tu al fin y al cabo quien decide pecar o no.
No vengamos con mentiras delante de Dios diciendo que no soportamos la tentación, no mientas, pues el mismo Señor dijo que no podría ninguna tentación que no sea humana, y dijo que aun así, Fiel es Dios que no nos dejaría ser tentados mas de lo que podamos soportar, y mas aun, junto con la tentación dará la salida.
Es por eso que llego a la conclusión de que todos aquellos que en algún momento pecamos, hemos meditado ese pecado, ¿Cómo?, tan fácil te lo describo:
Estabas ahí en ese lugar, cuando por tu mente paso la idea de concretar el pecado, lo pensaste y te diste cuenta que al hacerlo estabas dañando tu relación personal con Dios, estabas alejándote de la santidad a la cual el Señor te llamo y sobre todo pensaste que al hacerlo te ibas a sentir mal e indigno, pero aun así, ese pensamiento siguió dando vueltas en tu cabeza, lo pensaste una y otra vez, y cada vez que lo meditabas llegabas a la conclusión que eso era fallarle a Dios, cuando El había sido tan bueno contigo, pero tus deseos carnales estaban tan ansiosos de ser alimentados, que ese pensamiento siguió ahí, hasta el punto de que aun sabiendo todo lo malo que esto traía consigo, decidiste concretarlo, sabiendo hipócritamente que luego podías pedir perdón a Dios..
Es así como el pecado es meditado y peor aun, nos aprovechamos de la gracia de Dios, ¿Qué tal si la gracia de Dios desapareciera de tu vida?, ¿Qué tal si lejos de vivir en la gracia viviéramos en la Ley?, en donde se dice que TODA alma que pecare, ciertamente morirá. Te aseguro que si fuera así, muchos lo pensarían mucho más antes de dejarse llevar por sus deseos carnales.
Amados hermanos, ¿Por qué aun cuando somos concientes que el pecado daña nuestra relación personal con Dios, aun así decidimos caer en el?, ¿Por qué?, ¿Será que la tentación es insoportable?,definitivamente eso no es así, la respuesta del ¿Por qué? Es tan sencilla como: “Porque quisiste”.
Así de simple, pecaste porque lo quisiste hacer, aun sabiendo las consecuencias que este te traería. ¿Cuántos de nosotros hemos experimentado esas dolorosas consecuencias de un momento de debilidad humana?, Dios quiere que entiendas que es hora de no ceder al pecado, que si este ha estado siendo meditado en tu mente, este es el momento en que entiendas que ESO JAMÁS VA ASATISFACER TU VIDA.
Pueda que el pecado satisfaga a los deseos de tu carne, pero JAMÁS será algo que honre el Nombre del Señor, ¿Con que propósito vives en este mundo?, ¿Para satisfacerte a ti mismo ó para satisfacer a Dios?
Es momento que dejemos que Dios nos tome de su mano, es hora de comprender de que Dios no te ha dado un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. Que tú eres más que vencedor en Cristo, y que si Jesús venció al mundo, nosotros no debemos de temer, pues de El viene la fortaleza.
Ya no es justo que sigas con una vida de pecado, ni mucho menos que pases largo tiempo de tu día meditando en el hecho de caer en el. Es hora que reconozcas que tienes la mente de Cristo y que es necesario limpiarla de todo aquel pensamiento que me este causando conflictos internos.
Huye del pecado, si estas en un lugar donde sabes que te será mas propicio caer en el pecado, huye de ahí, escapa por tu vida, si tienes amistades que sabes que te inducirán al pecado, ¿Qué estas haciendo con ellos?, aléjate del pecado y muestrales tu anhelo de querer vivir santamente, sin dejar de mantener comunicación con ellos. Si sabes que pasar por algún lugar en específico te será motivo de ser tentado, trata de no pasar por ahí, si sabes que discutir te hará más vulnerable a fallarle a Dios, entonces trata de no discutir y de solucionar los problemas sin llegar a la frustración y como consecuencia la debilidad a ceder al pecado.
Amados, cada uno tenemos en el Señor las mismas probabilidades de decir NO al pecado, reconozcamos al Señor como el único que puede derramar sobre nuestra vida fortaleza y dominio propio para decir NO al pecado, para evitar de esta forma meditar largos ratos en el pecado antes de concretarlo.
Recuerda sobretodo lo que dice Romanos 6: 23 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.
Si Cristo es tu Señor, entonces toma su dadiva como razón para no pecar, pues la vida eterna de Dios es mas gratificante que cualquier satisfacción carnal momentánea. No sea que permitiendo que el pecado se enseñoree de tu vida dejes de alcanzar la vida eterna y la cambien por su paga, que es la muerte eterna.
Es momento de ser inteligente y analizar en que momentos estamos meditando en el pecado, para ponerle punto final, antes de llegarlo a concretar. Y te aseguro que si hacemos de esta manera, Dios estará feliz de tu determinación de no ceder ante el pecado.

Dios anhela que al meditar en el pecado, no cedas a El, sino que lo RECHACES si lo haces serás bienaventurado.


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

domingo, 28 de junio de 2015

Estoy viendo En el principio era el Verbo



JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 26 de junio de 2015

¿Cuánto amas a Dios?

¿Cuánto amas a Dios?

por Enrique Monterroza

Que fácil se nos hace decir: “Amo a Dios”, pero, ¿Será que realmente tenemos conciencia de lo que decimos?, ó ¿Por lo menos tenemos claro lo que significa amar a Dios?
No puedo comparar el amor que le tengo a Dios, con el amor que le tengo a mi esposa por ejemplo, son dos diferentes clases de amor. Pero si por el amor que le tengo a mi esposa sería capaz de hacer cualquier cosa, ¿Cuánto más tendría que ser capaz de hacer por Dios?
Y es que muchos de nosotros nos pronunciamos muy seguido la frase: “Dios te amo”, pero más allá de la frase que de nuestra boca sale, ¿Realmente estamos demostrando que lo amamos?
Y no hablo de esto como razón para que te entristezcas, ni para que pienses que eres indigno de Dios, porque si por digno fuera, ninguno de nosotros sería capaz de recibir el amor de Dios, pero ese amor es por Gracia, es decir: Un regalo que no merecíamos, pero que Él ha tenido a bien darnos.
No hay duda que Dios nos ama, de eso no hay debate existente, es mas la Biblia describe de la forma en la cual Dios nos ama: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16 RV1960).
Ahora, si yo te preguntara: ¿Qué serias capaz de hacer por amor a Dios?, yo sé que sin pensarlo responderías: TODO.
Hoy quiero que reflexionemos un poco sobre el amor que decimos sentir por Dios, pero sobre todo que analicemos que tanto estaríamos dispuestos a hacer por el amor que le tenemos a Dios.
Si yo te pregunto en esta hora: ¿Amas a Dios?, estoy seguro que me responderías: “¡Si lo amo!”, bien, entonces respóndete tú solo allí donde estas, las siguientes preguntas con toda sinceridad:

¿Lo amas tanto como para que la crítica y el menosprecio no te hagan desistir de este camino?

¿Lo amas tanto como para dejar de hacer cosas indebidas con tu novio o novia?

¿Lo amas tanto como para ser fiel a tu esposo, esposa, novio o novia?

¿Lo amas tanto como para dejar las peleas y discusiones sin sentido en tu hogar?

¿Lo amas tanto como para quedarte callado para no responder a una agresión verbal y dejar que Él te defienda?

¿Lo amas tanto como para poder perdonar a aquellos que un día te hicieron un daño muy fuerte?

¿Lo amas tanto como para dejar a un lado todo aquello que no te está edificando y dedicarle un poco de tiempo a Él?

¿Lo amas tanto como para dejar de ver o de tener una relación con esa persona que está casado o casada?

¿Lo amas tanto como para tener el suficiente dominio propio y dejar de ver pornografía?

¿Lo amas tanto como para tomar la decisión firme de dejar la masturbación?

¿Lo amas tanto como para dejar de una vez por todas, ese pecado oculto que tanto daño te está haciendo?

¿Lo amas tanto como para no dejar de servirle en esa área en la que Él un día te puso?

¿Lo amas tanto como para dejar de ver esas amistades que lo único que están haciendo es alejándote de la comunión que un día tuviste con el Señor?

¿Lo amas tanto como para no dejarte manipular por nadie, para que hagas cosas que van en contra de lo que Dios quiere para tu vida?

¿Lo amas tanto que tienes la suficiente humildad para reconocer tus errores y aceptar las consecuencias?

¿Lo amas tanto como para que el día que todo se ponga en contra no profieras ninguna palabra en su contra?

¿Lo amas tanto que por respeto a tus hijos y amor a tu esposa les dedicaras más tiempo?

¿Lo amas tanto que el dinero no es el pensamiento que gobierna gran parte de tu día?

¿Lo amas tanto que estarías dispuesto a pedir perdón?

¿Lo amas tanto que eres capaz de prometerle cosas y cumplirlas?

¿Lo amas tanto pase lo que pase, jamás dejaras de confiar en Él?

¿Lo amas tanto que a pesar que las cosas no salgan cómo quisieras, seguirás alabándolo?

¿Lo amas tanto como para tener misericordia sobre las personas que Él también ha tenido misericordia, en lugar de juzgarlas?

¿Lo amas tanto que cuando vas a decir algo que dañara a alguien prefieres callar?

¿Lo amas tanto que no importando el privilegio que te deleguen estarás dispuesto a hacerlo lo mejor que puedas?

¿Lo amas tanto que estas dispuesto a hacer su voluntad y no la tuya?

¿Lo amas tanto que estarías dispuesto amar a tus enemigos?

¿Lo amas tanto que en lugar de pensar en separarte de tu esposa o esposo e irte de tu casa, estarías dispuesto a luchar por tu familia y esperar a que Dios restaure tu matrimonio?

¿Lo amas tanto que eres capaz de buscar una Iglesia para congregarte y asistir regularmente para edificarte?

¿Lo amas tanto como para hablarles a esas personas que no tienen a Cristo en su corazón y con las que todos los días tienes más de una conversación?

¿Lo amas tanto que estarías dispuesto a consagrar tu vida a Él?

No sé tú, pero yo no he sido capaz de responder afirmativamente a todas las preguntas que anteriormente cite, pero el amor que decimos sentir por Dios nos tendría que motivar a tratar de agradarlo en todo lo que decimos, pensemos o hagamos.
Decir amar a Dios, es muy fácil, pero más allá de las palabras necesitamos accionar, necesitamos mostrarle que el amor que decimos sentir es real y ese amor nos mueve a tratar cada día de ser mejores para Él.
Todo esto es un proceso, en el cual no lograremos de la noche a la mañana, pero es deber nuestro preocuparnos también por agradar a Dios, pues reflejar ese amor que sentimos hacia Él a través de nuestras acciones, es un testimonio vivo de que realmente estamos agradecidos porque un día Él nos amo primero a nosotros.
Hoy quiero invitarte a que juntos despertemos de ese sueño que muchas veces nos ha desviado del propósito principal de la vida, este es: Agradar a Dios por todos los medios que podamos y hacer de Él el centro de nuestra vida.

¡Hoy decido comenzar amar a Dios y reflejar ese amor a través de mi forma de vivir!

“Dios nos dio muestras de su amor al enviar al mundo a Jesús, su único Hijo, para que por medio de él todos nosotros tengamos vida eterna. El verdadero amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo, para que nosotros fuéramos perdonados por medio de su sacrificio.

Hijos míos, si Dios nos ha amado así, nosotros también debemos amarnos los unos a los otros. Nadie ha visto nunca a Dios; pero, si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros y también su amor estará en nosotros”.

1 Juan 4:9-12 (Traducción en lenguaje actual)


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...