Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



viernes, 21 de noviembre de 2014

EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA

EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA

 
Lectura: Salmos 111:10
 
Por favor cambia tu mente a la forma de la de un niño para que puedas entender la Palabra que Dios tiene para ti hoy.
 
La sabiduría ha sido un tema de discusión recurrente en toda la historia de la humanidad. La búsqueda de la verdad marca nuestra existencia como seres humanos y demuestra nuestra diferencia frente a las demás cosas creadas.
 
Nuestro raciocinio y curiosidad, además del profundo vacío existencial que habita (o habitaba) en nuestro corazón por conocer la razón de nuestra existencia; nos lleva a preguntarnos acerca de la razón de ser de las cosas, la existencia, la esencia, el origen, el futuro y muchas otras dudas que han forjado variedad de escuelas filosóficas, culturas y religiones en todas las partes del mundo y en todas las épocas de la historia.
 
No encuentro una mejor definición de sabiduría que la búsqueda de la verdad. Los niños retratan muy claramente el deseo humano por adquirir nuevos conocimientos. Un niño, constantemente, pregunta a sus padres la razón de ser de las cosas que ve, se asombra con la naturaleza e indaga, constantemente, todo lo que lo rodea. El asombro y la curiosidad (entendida como la búsqueda de una respuesta a una pregunta) son parte de nuestra naturaleza humana; sin embargo, cuando crecemos el asombro se va evaporando y es reemplazado por la monotonía y la costumbre, y, por consecuencia, la curiosidad también muere, y con ella la sabiduría.
 
La sabiduría muere de diversas maneras: Cuando nos acostumbramos a la vida (es decir, cuando la vida se vuelve algo rutinario y monótono), cuando reemplazamos la búsqueda de la verdad por el orgullo y la falsedad, cuando preferimos la mentira a la verdad, porque es más cómoda; entre otras circunstancias que asesinan la sabiduría; me gustaría añadir otra, la religiosidad (es decir, vivir de tradiciones y no de convicciones).
 
Para empezar a recorrer el camino de la sabiduría debemos entender su principio. Haciendo alusión a una historia de Jesús, le pido que imagine a un hombre necio que construye su casa sobre la arena y a uno prudente que la construye sobre la roca; la arena es endeble, por tanto la casa que estaba sobre la arena se cayó; pero la roca es firme, por tanto la casa que estaba sobre la roca permaneció. Si empiezas a construir tu vida basada en el principio de la sabiduría erróneo, te va a ir muy mal; pero si la empiezas a construirla basada en el principio correcto de la sabiduría, tendrás una vida próspera y bienaventurada.
 
La sabiduría es el arte de saber vivir.
 
Ahora quisiera llamar su atención respecto a algunos elementos que la palabra de Dios nos muestra respecto a la sabiduría:
 
1. “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;…”
 
¿Quieres encontrar la verdad? ¿Quieres vivir una vida próspera y bienaventurada? Comienza por reconocer la soberanía de Dios.
 
El temor de Jehová se refiere al reconocimiento de su gloria y de su soberanía; se refiere a reconocer que nosotros solo somos humanos pero que Él es Dios eterno y, por tanto, su gloria es eterna y estamos sometidos a toda palabra que sale de su boca, pues todo lo que sale de su boca es la verdad.
 
Todo aquél que sirve a otro dios fuera del Dios vivo está desenfocado y no tiene sabiduría en su corazón, sino que se ha apartado de la verdad. Vivimos en un mundo donde los hombres se creen dioses y piensan en su corazón que no hay Dios; paradójicamente, a esta sociedad se le ha llamado “la sociedad del conocimiento” pero en realidad cada vez la humanidad es más (si permiten la expresión) estúpida y se aleja más de la verdad, prefiriendo vivir una mentira cómoda que nos llevará a ser como Sodoma y Gomorra (si no es que ya lo somos). El orgullo de sus corazones los ha cegado, creen que pueden vivir sin Dios e ignoran la grandeza de sus obras. Viven una vida miserable e intentan construir su propia torre de babel que llegue hasta el cielo; pero se darán cuenta que solo son creación y que no hay nadie que pueda hacer frente al Dios vivo.
 
Permítanme decirles que entre más pronto lo reconozcamos será mejor para nosotros. Él es Dios, Él es el que manda, Su reino se expande hasta más allá de los límites del universo; su nombre es Jehová, Él es el único Dios verdadero y su gloria llena toda su creación. Si sabemos esto, somos bienaventurados y la luz de la verdad y la sabiduría alumbra en nuestro corazón; pero si preferimos ignorar la majestuosidad de Jehová no somos más que tontos creyéndose sabios.
 
EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA ES RECONOCER LA SOBERANÍA DE JEHOVÁ.
 
2. “Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos;…”
 
Nuestros padres establecían reglas que eran incómodas para nosotros, pero que eran para nuestro beneficio; y sabíamos muy bien que si desobedecíamos esas reglas nos iba a ir muy mal. Lo mismo pasa con Dios, Él es nuestro padre y nos dejó normas que debemos seguir. Si, humildemente, nos sometemos a su Señorío y obedecemos sus reglas nos va a ir muy bien en la vida; pero si, orgullosamente, nos desviamos para vivir una vida sin reglas y sin consejo nos va a ir muy mal en la vida. He ahí la diferencia entre un sabio y un necio, no es que uno sabe más que otro, es que uno obedece el consejo y el otro no.
 
3. “Su loor permanece para siempre.”
 
La gloria de nuestro Dios es eterna, ante su presencia el cielo y la tierra tiemblan, por su palabra fueron creadas todas las cosas. ¡Cuán grande es su poder! ¡Cuán grandes son sus obras! El mar huye ante Él y las montañas saltan al verlo, los cielos se estremecen y la creación a su voz obedece. Reconocer su majestuosidad y poder es el principio de la sabiduría.
 
Quisiera, por último, hacerles entender que Dios es nuestro Papá, y Él nos ordena hacernos como niños. Hacernos como niños significa volver nuestros corazones a la obediencia, la pureza y la confianza. La obediencia a sus mandamientos y estatutos, la pureza y la sinceridad de poder ser nosotros mismos ante Dios, sin apariencias ni engaños; y la confianza de saber que tenemos un Padre Celestial que nos cuida y nos ama.

Volvamos nuestro corazón a Dios y busquemos, diligentemente y como niños, la verdad que viene de su palabra. Asombrémonos con las obras de sus manos, gocémonos en su salvación y en su amor, Amémoslo con todo el corazón y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Solamente Él es capaz de saciar por completo el hambre de significado que existe en el corazón del hombre. Solamente Él puede restituir nuestra vida al plan original para el cual fuimos creados, llenándonos de propósito y plenitud de vida en Cristo Jesús.

Autor: Juan Felipe Caro Valencia
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 13 de noviembre de 2014

Descansa, confía y gózate

Descansa, confía y gózate

por Enrique Monterroza

Enrique-Descansa-confia-y-gozate
 
Te sientes solo ante lo que podría ser el mayor problema que te ha tocado enfrentar. Agotaste todos los recursos humanos para ver si lo podías solucionar y sin embargo te has topado con que nada de lo que hiciste para tratar de solucionarlo funcionó.
 
Ahora te encuentras allí, en ese lugar, con un sentimiento de impotencia, con pensamientos que carcomen tu mente, con cierta indiferencia y hasta enojo por lo que te está tocando vivir.
 
A tus pensamientos se asoman aquellos que te quieren hacer pensar sobre ¿Dónde está Dios?, pensamientos que son el resultado de tu frustración al no ver lo que te gustaría ver. Tu fe se debilita cuando estos pensamientos comienza a fluir cada vez más fuerte en tu mente.
 
Has llorado sin embargo ni las muchas lágrimas han podido o podrán solucionar ese problema. El sueño se ha ido, te es difícil dormir, tu mente está centrada en una sola cosa: Solucionar ese problema que visto lo visto es insolucionable hablándolo en sentido humano.
 
Ahora, estás allí, con poca fe, con muchas dudas, con desesperación y hasta desanimo, a veces has pensado hasta en huir, cómo que si esa fuera una forma de solucionar todo, y es que has intentado todo y no has logrado nada.

¿No crees que es tiempo que te rindas y le cedas el lugar a Dios?

Estás allí a punto de llorar, la desesperación te presiona, la carga cada vez es más pesada y la angustia se apodera de tu espíritu, ya no sigas así, aprende a descansar en Dios, comprende lo que Él en esta hora quiere decirte:

“Ustedes viven siempre angustiados; siempre preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar”. 

Mateo 11:28 (Traducción en Lenguaje Actual)
Dios quiere que descanses en Él, tú no has sido llamado para pasar llorando todo el tiempo a consecuencia de las frustraciones, no has sido llamado a ser infeliz y pasar triste todo el tiempo, la depresión no es lo que Dios quiere para ti, por ello debes aprender a ir a Jesús, a descansar en Él.
La Biblia dice:

“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará…” 

Salmos 55:22a (RV60) 

“Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes” 

1 Pedro 5:7 (Traducción en Lenguaje Actual) 
 
Hoy es el día que debes de dejar de desesperarte, en el que debes dejar de llorar por eso de lo cual ya no tienes el control porque se ha escapado de tus manos, ahora es el turno de Dios, Él quiere actuar en tu vida, pero para ello tienes que aprender a descansar en Dios.
 
Descansar en Dios es confiar plenamente en que Él tiene el control de todo y que las cosas saldrán bien porque a los que amamos a Dios todas las cosas nos ayudan a bien.
 
Descansar en Dios es mantener el gozo del Señor en nuestras vidas a pesar de que las circunstancias que me rodean no son favorables, sin embargo mi fe en su mano poderosa me hace gozarme pues su gozo es mi fortaleza y mi confianza en Él es el seguro de que todo saldrá bien, pues Dios nunca defrauda a los que en Él confían.
 
Descansar en Dios tiene que ver con mantener la paz, porque quien pelea por mi es Él, yo no tengo que mover un solo dedo en esta batalla, pues Dios es quien peleará por mi y vencerá.
 
Hoy te invito a mantener la paz, a mantener el gozo y sobre todo a confiar plenamente en que Él actuará y cuando eso ocurra la sonrisa será devuelta a tu rostro y sus maravillas harán que testifiques de lo que hizo en tu vida.

¡Dios obrará, descansa, confía y gózate en Él!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 10 de noviembre de 2014

Amigos del mundo

Amigos del mundo

por Enrique Monterroza

 
La Biblia dice: “Ustedes no aman a Dios, ni lo obedecen. ¿Pero acaso no saben que hacerse amigo del mundo es volverse enemigo de Dios? ¡Pues así es! Si ustedes aman lo malo del mundo, se vuelven enemigos de Dios.” Santiago 4:4 (Traducción en lenguaje actual).
 
Todos estábamos amistados con el mundo antes de venir a Cristo, pues hacíamos lo que queríamos y vivíamos sin un temor verdadero de Dios, en pocas palabra amábamos al mundo.
 
Y es que amar al mundo es vivir sin un propósito, vivir sin pensar ni un segundo en agradar a Dios, es satisfacer nuestros deseos más bajos, es no tener como prioridad a Dios y relegarlo a otro lugar en nuestra vida.
 
A veces pareciera que somos más amigos del mundo que de Dios, porque vivimos pensando en las cosas del mundo olvidándonos que nuestra ciudadanía es celestial y eterna. Y es que no a veces vivimos preocupados en extremo por las cosas del mundo y no nos preocupa ni un céntimo el querer agradar a Dios.
 
La Biblia dice: “Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.” 1 Juan 2:17 (Reina-Valera 1960). Este tendría que ser nuestro recordatorio siempre que nos sintamos más atraídos por las cosas del mundo que por Dios, todo lo que el mundo nos ofrece es pasajero, pero el hacer la voluntad de Dios nos trae recompensa eterna.
 
Es hora de comenzar a hacer aun lado aquello del mundo que todavía me atrae y que me esta quitando la atención, esa atención que debería estar puesta en Dios. Es momento de detectar a que cosas estamos siendo mas vulnerables y entonces mejorar, parándonos firmes, pues la Biblia dice:
 
“En realidad, todo el que es hijo de Dios vence lo malo de este mundo, y todo el que confía en Jesucristo obtiene la victoria.” 1 Juan 5:4 (Traducción en lenguaje actual).
 
Hoy quiero invitarte a hacer aun lado aquellas cosas del mundo que no te edifican, a pararte firme y a recordar tu identidad como hijo de Dios. Un hijo de Dios no debe estar en lugares que no son los de un hijo de un Rey, un hijo de Dios debe actuar, pensar y reaccionar como tal, por ello te invito a comenzar a buscar cada día más del Señor para que a la hora de la prueba podamos vencer fácilmente las cosas del mundo que nos atraían.
 
Si sientes que hay cosas del mundo que te atraen más que Dios, es hora de desecharlo y buscar más del Señor, porque en ningún otra cosa o persona encontraras, lo que puedes encontrar en Dios.

¡Tú amistad con Dios tiene que ser primero!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 6 de noviembre de 2014

Cuando las cosas van bien

Cuando las cosas van bien

por Enrique Monterroza

“Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”.
 
1 Corintios 10:12 (Reina-Valera 1960)
 
A veces pareciera que estamos en una total calma, pareciera que de los mares han cesado las olas, que los vientos se han ido, que el sol ha salido y alumbra nuestro camino.
 
Paradójicamente en lo espiritual esos momentos de bienestar y de total calma muchas veces hacen que nos descuidemos, que pensemos que ya todo está hecho, que hemos ganado y poco a poco nos vamos haciendo sordos a la voz de nuestro Señor.
 
Y es que a veces pareciera que la pasamos mejor cuando estamos en aprietos, cuando estamos en medio de una encrucijada. Y es que en esos momentos de problemas y desiertos estamos más atentos a lo que Dios quiere hablarnos, nuestro espíritu se sensibiliza a su presencia y estoy seguro que en los momentos de desiertos es cuando hemos tenido las mejores experiencias personales con Dios.
 
Personalmente, mis mejores experiencias con Dios han sido en el desierto, en el anonimato, en esos momentos en donde pareciera que todo está en contra y lejos de ver lo prometido, solo veo arena y más desierto. Pero en esos momentos es cuando he tenido mis mejores momentos con Dios, es cuando mi corazón ha estado más sensible, es cuando mi oído ha estado más preciso a escuchar la voz de Dios, es cuando todo mi ser se ha rendido totalmente a El reconociendo mi dependencia TOTAL hacia El.
 
Ahora bien, ¿Por qué en los momentos de bonanza y de bendición nos volvemos menos sensibles a Dios?, porque como todo el panorama pinta bien, creemos que todo está bajo control y descuidamos la razón por la cual todo está bajo control y esto es nuestro Dios.
 
Hoy te invito a que si estas pasando momentos bellos, en donde quizá el sol ha salido, en donde a lo mejor te está yendo bien a que NO TE OLVIDES DE DIOS, a que no te olvides que si las cosas están caminando bien, es porque EL lo está haciendo, y por lo tanto es una razón más, para seguir buscándolo y dependiendo de Él.
 
Ahora bien, si estas pasando por desiertos o anonimatos, en donde pareciera que no saldrás de esa, te invito a que los aproveches, a que no los veas de mala cara, al contrario, date cuenta que es una buena oportunidad para tener encuentros especiales con Dios, en donde tu corazón, tu mente y todo tu ser serán más sensibles a Él.
 
Busquemos cada día, mantener esa relación personal con Dios que nos llevara hacia la victoria diaria, porque estoy seguro que Dios quiere encontrarse diariamente con nosotros.

¡Él quiere encontrarse contigo hoy mismo!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 5 de noviembre de 2014

¿Quién decide lo que es malo o no?

¿Quién decide lo que es malo o no?

por Enrique Monterroza

 
Vivimos en una época donde las cosas que eran malas antes ya no lo son y no porque lo dejaron de ser, sino porque nuestra cultura acomodada va haciendo de lo malo bueno y de lo bueno malo.
Otros dicen que hemos avanzado, que ya no somos tan ingenuos como antes, pero yo me pregunto: ¿Sera que ya no somos ingenuos o será que hemos perdido aquella sensibilidad espiritual que nos hacia evitar hacer el mal?
 
Yo leo en la Biblia que dice: “Jesucristo nunca cambia: es el mismo ayer, hoy y siempre.” Hebreos 13:8 (Traducción en lenguaje actual). Y Jesús dijo: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” Mateo 24:35 (Reina-Valera 1960).
 
Hoy reflexionaba sobre ¿Quién decide lo que es malo o no lo es?, la realidad es que actualmente somos nosotros mismos basados en nuestras ideas los que catalogamos de malo o de bueno algo, cuando realmente quien debería determinar eso es Dios a través de su Palabra.
 
Y es que cuando vamos a su Palabra, a la Biblia, podemos encontrar las respuestas a todo. Si tu quieres decidir qué es lo bueno o malo según tu criterio, pues hazlo, eres libre de pensar como quieras, pero lo que piensas o dices no necesariamente es lo correcto, lo correcto es lo que la Biblia dice y si la Biblia dice que algo es malo, pues lo es independientemente de todo lo que digas, reniegues o te enojes. ¿Acaso somos más listos que Dios?, ¿Acaso somos más sabios que Él?, ¡Por favor!
 
Yo no soy quién para decirte que es lo bueno o que es lo malo, tampoco te puedo decir haz esto o aquello, porque posiblemente te lo diga conforme a mis ideas, pero si realmente quieres hacer las cosas correctamente, ve a la Biblia, a la Palabra de Dios y obedécela sin temor ni dudas.
No importa lo que creas tu que es bueno o malo, lo que realmente importa es lo que la Biblia nos dice sobre eso que nosotros estamos considerando hacer, practicar o respaldar.
 
Jesús dijo:
 
 “El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.”
 
 Lucas 11:23 (Reina-Valera 1960).
 
Esto quiere decir que si lo que vas a hacer no agrada o no alaba a Dios, entonces está en contra de Él.
 
 En otra versión dice: “Si ustedes no están de acuerdo con lo que hago, entonces están contra mí.
 
 Si no me ayudan a traer a otros para que me sigan, es como si los estuvieran ahuyentando.”
 
Lucas 11:23 (Traducción en lenguaje actual).
 
Ten cuidado con lo que llamas bueno y no lo es, porque la gente está pendiente de lo que haces, pues eres una carta leída para el mundo, si lo que estas pensando hacer no exalta el Nombre de Jesús, pues es mejor que no lo hagas, porque puedes caer en el error de ahuyentar a las personas de Dios por tu mal accionar.
 
Medita muy bien lo que haces y a que le llamas bueno, no vaya a ser que creyendo que algo es inofensivo termines deshonrando a Dios y sirviendo de tropiezo para muchas personas.

¡Lo bueno o lo malo lo decide la Palabra de Dios y no nosotros!

“¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”

Isaías 5:20 (Reina-Valera 1960)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 4 de noviembre de 2014

Pedir perdón sin estar arrepentido

Pedir perdón sin estar arrepentido

por Enrique Monterroza

Enrique-Pedir-perdon
 
¿Cuántas veces hemos pedido perdón a Dios sin tener la mínima sensación de arrepentimiento o por lo menos sin tener la mínima intención de no volver a hacer eso que le estamos pidiendo que nos perdone?
 
Cuando pecamos el Espíritu Santo nos redarguye y nos hace ver que lo que hicimos no era correcto, por lo que sentimos una sensación de culpa y dolor por haber hecho algo que no teníamos que hacer. Sin embargo he notado que con el transcurrir del tiempo esa sensación de culpa va desapareciendo y el dolor de pecar también disminuye, y todo porque nos vamos acostumbrando al pecado y nos vamos alejando de Dios.
 
Cuando no tenemos una comunión constante con Dios vamos perdiendo el interés por agradarlo y cuando el interés de agradar a Dios menguan no sentimos culpa o dolor por hacer el mal, al contrario, en parte lo disfrutamos y hasta lo planeamos para seguirlo haciendo.
Es triste cuando ya no sentimos culpa o dolor por pecar, pero es más triste aun cuando le pedimos perdón a Dios sin estar realmente arrepentidos. Y es que no vamos a negar que en muchas ocasiones simplemente pedimos perdón a Dios solo por hacerlo y no porque realmente estemos arrepentidos de lo que hicimos.
 
A veces nos encontramos delante de Dios diciéndole que nos perdone, pero con la mente puesta en nuestro siguiente objetivo para pecar, es decir, estamos pidiendo perdón a Dios, pero no tenemos la mínima intención de dejar de hacer eso por lo que le estamos pidiendo perdón.
 
Un ejemplo: Puedes estarle pidiendo perdón a Dios por haber estado con una mujer que no es tu novia o tú esposa, pero al mismo tiempo sabes que seguirás con ella, ¿Dónde está allí el arrepentimiento?, ¿Por qué pedir perdón por algo de lo cual no te arrepientes?, y con esto no digo que no tienes que pedir perdón, sino que lo que quiero recalcar es: ¿En qué momento dejaste de ser sensible a Dios?, ¿En qué momento te dejo de importar agradar a Dios?, ¿En qué momento dejaste de arrepentirte de lo malo que haces?, es triste cuando pedimos perdón sin estar arrepentidos, es como decir una palabras solo por decir.
 
Personalmente considero que cuando una persona pide perdón a Dios sin estar arrepentido de sus actos nada cambiará. Es decir, volverá a hacer lo mismo nuevamente. Y es que el arrepentimiento es la clave para alcanzar el perdón. Sin arrepentimiento es difícil encontrar el perdón.
 
No nos engañemos Dios no puede ser burlado, dice la Biblia (Gálatas 6:7). ¿Tú crees que engañas a Dios cuando vas y pides perdón sin estar arrepentido?, ¿Cuántas veces hemos creído que Dios nos creyó esa confesión de pecado y ese falso arrepentimiento?, y es que cuando pedimos perdón sin estar arrepentidos todo es FALSO. Dios no se traga nuestras mentiras, a Dios no lo podemos engañar, por mucho que queramos llorar delante de él pidiendo perdón, si dentro de nuestro ser no existe arrepentimiento genuino, entonces volveremos a hacer lo mismo.
 
¿Cómo convencer a Dios que realmente estás arrepentido y que tus palabras para alcanzar perdón son ciertas?, cuando nuestras palabras van acompañada de acciones, cuando tenemos la verdadera intención y determinación de hacer un alto a la mal vida que llevamos y comenzar a dejar todas aquellas cosas que nos son tropiezo. Cuando estas decidido completamente a comenzar de nuevo, dejas de frecuentar esos lugares de perdición, dejas de ver esos programas que te enferman la mente, dejas de verte con esa persona que te es una tentación, dejas de hacer esa clase de negocios con los que deshonrabas a Dios, dejas de hablar inadecuadamente y comienzas a hacer todo solo por el hecho de agradar a Dios.
 
Cuando nuestras palabras van acompañadas de verdaderas acciones entonces allí y solo allí puede darse el inicio de la verdadera restauración, porque una verdadera restauración comienza con un verdadero arrepentimiento genuino que nace de nuestro deseo de querer agradar a Dios.
Hoy te invito a comenzar a accionar y no solo hablar. Hoy te invito a pedirle a Dios que te de la determinación, el dominio propio y la voluntad de comenzar a agradarlo en TODO. Comienza por dejar aquellas cosas que sabes que desagradan a Dios, por mucho que creas que no podrás, SÍ PUEDES, porque con Dios TODO lo puedes.
 
Hoy te invito a doblar tus rodillas en el lugar que consideres oportuno y que de tu boca salgan palabras genuinas, que las palabras que de tu boca salgan para pedirle perdón a Dios sean el producto de una vida genuinamente arrepentida de su mal caminar y que cada una de esas palabras que de tu boca salgan sean el inicio de una verdadera restauración que Dios hará en tu vida, porque Dios observará tu corazón, verá tu genuino arrepentimiento y te levantará más alto de lo que tú mismo pensaste merecer. Porque Dios no puede negarse a un corazón contrito y humillado.

“Para ti, la mejor ofrenda es la humildad. Tú, mi Dios, no desprecias a quien con sinceridad se humilla y se arrepiente.”

Salmos 51:17 Traducción en lenguaje actual (TLA)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 3 de noviembre de 2014

Todo en su momento ¡a su debido tiempo!

 Todo en su momento ¡a su debido tiempo!

 
Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. Efesios 5:17 (RV60)
 
Muchas veces, inconscientemente y sin quererlo, nos hemos adueñado del tiempo de Dios, presionándolo a que Él haga conforme a nuestro tiempo “proyectado” y no al de Él. Me refiero a esas veces en las que ajustamos nuestro horario para ejecutar lo que queremos hacer entre muchas cosas que también queremos hacer, y con esto quiero no  decir que sea malo que proyectemos como queremos que sean nuestras vidas, ni de planear nuestro día y organizarnos mediante una agenda; sino que entre muchas formas que Dios ha aprobado en que le sirvamos, hay un tiempo especifico para hacer cada labor,  no basándonos solamente en lo que sentimos sino en que nuestro Dios nos da una total convicción y una paz para hacer lo que debemos hacer con disciplina y deleite justo en el momento, el tiempo y el lugar indicado.
 
Personalmente he experimentado lo que te estoy diciendo, pues Él ha puesto en mi corazón muchos anhelos con un fundamento firme y verdadero para servirle de diferentes formas: A través de la radio en la locución, en la alabanza ministrando en el piano, como traductora, en el futuro, pastora; y en lo que para mí es un deleite hacer, derramando el amor que Dios me da y lo que me enseña escribiendo para que tú  seas edificado(a) y bendecido(a) en gran manera; Pero, ¿te imaginas si me pongo a hacer tooodas estas cosas al mismo tiempo?, claro está que terminaría sobrecargándome por completo, ya que a parte de que tengo el privilegio de servir al Rey de reyes a través de éste y muchos devocionales, también debo dedicarle tiempo a mi carrera de comunicación social,  el servir en el ministerio juvenil de mi iglesia a través de la intercesión y la redacción de las prédicas, el estar pendiente del estudio de mi hermanita, el prepararme en las clases de inglés, y dentro de poco de acuerdo a la voluntad de Dios, entraré a una escuela de música dentro de mi iglesia, además de  muchas cosas más que como jovencita me corresponde hacer cotidianamente ¡todo esto lo digo solo para su gloria y honra! ya que entiendo que no soy yo la que lo hago en mis fuerzas sino que es el mismo Dios lo hace usando este cuerpo porque ahora Cristo vive en mí.  Pero en este preciso momento (del cual puede comprender muchos días, semanas, meses y hasta años) Dios ha puesto dentro de mí su prioridad, no la mía, en algo específico para servirle [sobre todo lo demás que quiera hacer también para su gloria], del cual me deleito mucho en hacerlo:
 
¡ESCRIBIR!, y seguiré escribiendo hasta donde el Señor me lo permita hacer, ya que ha puesto una paz y una total convicción en mi corazón que me hace esperar pacientemente por ejecutar lo demás que el Señor me ha dado a hacer,  pero a su debido tiempo. Por ahora me dedico en lo que Dios me ha puesto y me da la capacidad para hacerlo por este momento, además de serle fiel en ello y siendo más disciplinada por su divino poder.
 
Tal vez tú también, al igual que yo, tienes sueños en tu corazón sobre muchas cosas que quieres hacer para glorificar a Dios y extender su reino, está muy bien eso, pero ¡tranquil@! Por muy poco hasta insignificante que pueda parecer lo que estés haciendo en el lugar donde te encuentres en este momento, o por muy “simple” la labor, el trabajo o el ministerio donde puedas estar, ten siempre presente que si en lo poco le eres fiel al Señor, en lo mucho te pondrá Dios, queriendo decir que, cuando le eres fiel en lo que Dios te ha puesto hacer en este preciso tiempo o momento de tu vida, Él irá poco a poco ensanchando tu capacidad para ejecutar más cosas de las que tú habías anhelado antes hacer y muchas otras que ni aún habían subido a tu corazón, como lo dice la palabra: cosas que ni ojo vio, ni oído oyó, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Él, a su tiempo, irá añadiendo y activando los ministerios, dones, talentos, facultades y habilidades que Él considere necesarios para que tú lo glorifiques, hagas su voluntad y así cumplir Él su propósito en ti. Solo es necesario que con la revelación del Espíritu Santo en su palabra aprendas a moverte en el tiempo perfecto de Dios.
 
Aprende a descansar confiadamente haciendo lo que Dios te ha puesto hacer por este momento de tu vida, sin dejar de ser disciplinad@ en esto mismo y en lo demás que quieras emprender, por que Él mira las intenciones de tu corazón y si tus anhelos de servirle son puros, agradables a Él y concordes a Su voluntad, ten por seguro que el Señor guiará tus pasos y estará contigo en todo lo que emprendas, pero deja que Dios te de una convicción firme y una paz que sobrepasa todo entendimiento acerca de lo que debes hacer en este preciso momento de tu vida por que:

Para todo lo que quisieres hay tiempo y juicio; mas el trabajo del hombre es grande sobre él; (Eclesiastés 8:6)

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...